Entre las muchas prestaciones que ofrecía el “Banco de Favores“, del Proyecto “Famílies“, se destacaban las habilidades manuales de las madres, dispuestas siempre a compartirlas a cambio de otra prestación necesaria para sus familias. Su deseo de participar, integrarse, colaborar y comprometerse en una actividad conjunta nos llevó a diseñar un proyecto donde se pudiera reconocer y dar valor al trabajo invisible de estas mujeres.

Así surgió el Proyecto “Taller de Lanas“.

El objetivo del Taller es reconocer los talentos y las habilidades de las participantes a través de la valoración del trabajo manual de las prendas tejidas que ellas mismas realizan en un espacio común de encuentro, participación y formación en donde se fomenta su reconocimiento, su autonomía y su autoestima.

Las prendas que tejen están destinadas a uso familiar o para su comercialización a pequeña escala en mercados solidarios. Están elaboradas con materiales naturales y ecológicos de calidad, así como la etiqueta de papel reciclado hecho a mano por PA PÉ en el Servicio Ocupacional de Inserción de acidH.

En las etiquetas  usamos la tipografía Anna beta, creada por Anna Vives, una joven mujer que, con síndrome de Down, es ejemplo también por reivindicar sus capacidades y ser protagonista de su vida.

De tal manera, se certifica el protagonismo  de estas mujeres y se dan a conocer también otros proyectos e iniciativas interesantes.

Colaboramos con la tienda de ropa para niños Winzig & Klein de Berlín, que nos encarga algunas de las prendas infantiles, disponiendo así de un espacio para la venta solidaria de las piezas confeccionadas en el taller.

Las ganas de aprender y el estímulo de poder vender prendas en Alemania les ha motivado a superarse, alcanzando un producto final  con un alto grado de exigencia. Hemos constatado una considerable mejora de sus competencias transversales como el trabajo en equipo, la ayuda mutua, la empatía y en el dominio del idioma. Muy positivo resulta el visible  aumento de su autoestima al elaborar prendas con una calidad tan apreciada.

Su satisfacción ante una ocupación gratificante y su  sentimiento de pertenencia y de compromiso con el Proyecto, nos incita a buscar caminos para que estas mujeres provenientes de hogares migrantes y con escaso acceso a opciones laborales consigan salir del riesgo de exclusión.

Queremos apoyarles en su búsqueda de una oportunidad laboral estable. Por ello estamos procurando una mayor difusión del Proyecto y una  ampliación del número de puntos de venta en tiendas de comercio justo, redes y portales del tercer sector.